Inicio Aviación en General Quiebra aerolínea por falta de pilotos.

Quiebra aerolínea por falta de pilotos.

11748
Compartir

Esta sí que es una primicia, por lo menos para este analista que nunca antes había conocido de un caso similar: Una importante aerolínea norteamericana (Republic Airways) se ha declarado en quiebra y ha entrado en un proceso de reorganización, alegando como principal razón de su fracaso la falta de pilotos. Lo leyó usted bien amigo lector: ¡Por falta de pilotos!

Si bien buena parte del origen de esa condición podría atribuirse a la incapacidad de los directivos negociar acuerdos contractuales competitivos con los sindicatos de pilotos de su país, lo cierto es que de haber un exceso de oferta de pilotos en los Estados Unidos como solía suceder hace décadas, estoy convencido que estos y sus representantes sindicales adoptarían posiciones más flexibles con Republic con tal de obtener o conservar sus empleos, lo cual no ha sucedido, provocando éxodos masivos de tripulantes de la compañía con base en Indianápolis, y que opera más de 100 jets y turbohélices regionales en servicios a nombre de marcas tan importantes como Delta, American, United y sus subsidiarias. Republic inclusive arrienda aeronaves Embraer 190 a Aeroméxico.

En los últimos tiempos se ha estado evidenciando una escasez de personal técnico aeronáutico a nivel global, incluyendo personal de cabina de vuelo, y esto debería hacer sonar las alarmas en materia de seguridad.

No existe una relación directa entre el nivel de ingresos de una nación y la falta de pilotos, tanto países ricos como pobres la sufren de la problemática; desde esa nación africana en la que por sus limitaciones económicas difícilmente se puede acceder a carreras tan costosas como es la de aviación hasta naciones europeas en las que por años las aerolíneas nacionales no contrataban pilotos y por ende desalentaban a nuevas generaciones, sólo para ver como algunos de sus más experimentados aviadores están siendo atraídos por aerolíneas de otras latitudes, el contar con suficientes pilotos se ha convertido en todo un reto. Las consecuencias son evidentes: SAS, la aerolínea bandera en Escandinavia y algunas de las aerolíneas con las que tiene acuerdos de cooperación han tenido que cancelar varios vuelos por falta de pilotos.

Las aerolíneas mexicanas de bajos costos, Volaris, Interjet y Vivaaerobus, parecen enfrascadas en una batalla por quitarse las unas a las otras a sus calificados aviadores de Airbus A320 provocando ya afectaciones a sus pasajeros por cancelaciones o demoras de vuelos. Lo lamentable es que a veces, los pilotos mexicanos también prefieren irse a volar a lejanas geografías en lugar de trabajar en los cielos de su país, cerca de sus raíces, amigos y familias.

Lógicamente, cualquier profesional siempre aceptará las propuestas laborales más atractivas y a despreciar a empresas que ofrezcan ya sea sueldos poco competitivos o condiciones generales de trabajo poco convenientes. Ojalá y las aerolíneas mexicanas comprendan eso y encuentren la manera de retener a sus buenos pilotos. Mientras tanto, me temo que el problema tiende a agravarse y que las afectaciones a la seguridad y a la regularidad del aerotransporte mundial que de ello se derivan serán más frecuentes.

Algo me dice que seguiré escribiendo sobre el tema.

Comentarios

comentarios