Inicio Aviación en General El regreso de los hidroaviones gigantes

El regreso de los hidroaviones gigantes

477
El regreso de los hidroaviones gigantes
Foto: Jack Xie

En el Mar Amarillo, un hidroavión tan grande como un Boeing 737 realizó su primer vuelo de prueba en aguas abiertas. Se trata del Avic AG600, el avión anfibio más grande del mundo, un hito más en la carrera aeronáutica de China.

Este avión partió desde el aeropuerto de Shanzihe y tras 30 minutos de viaje se posó en el mar, a la altura de la costa de Qingdao, al noreste del país.

A los cuatro minutos, los motores volvieron a rugir y la aeronave realizó el viaje de regreso, donde fue recibido bajo el arco de agua de los carros hidrantes.

El desafío del mar

Desde el 2018 el AG600 se ha probado en lagos, pero hacerlo en aguas oceánicas es un desafío mayor. Dado que el Mar Amarillo estaba en calma, la idea es realizar más amerizajes con olas más altas y vientos más fuertes.

Este hidroavión puede transportar a 50 personas, pero su uso seguramente será para tareas de rescate o lucha contra incendios. Por ejemplo, en las pruebas se demostró que puede cargar 12.000 litros de agua en solo 20 segundos.

Aunque tien una capacidad de transporte de 50 pasajeros, el gobierno chino prefiere usarlo para tareas de rescate y como avión hidrante.

Aunque el gobierno chino lo niega, medios expertos indican que la aeronave fue creada para poder realizar rápidos transportes de tropa a las bases militares en el Mar de la China Meridional. Inclusive se puede configurar para la lucha anti submarina al dotarle de bombas y minas.

Casi tan grande como un Boeing

Los fabricantes chinos esperan obtener los certificados de vuelo en el 2021 y que pueda operar para el uso civil en el 2022.

Su tamaño es similar al de un avión de pasillo único, con 36,88 metros de largo, una envergadura de 39 metros y un alto de casi 12 metros.

Impulsado por cuatro motores Dongan WJ-6, su autonomía es de 4.345 kilómetros y presenta un peso máximo al despegue de 53.500 kilos.

Cuando los hidroaviones fueron reyes

Con sus dimensiones recuerdan a los años en que los hidroaviones pretendían ser los reyes en los vuelos de largo radio.

En los años ’30 y ‘40 podían llegar más lejos que cualquier otro modelo por su versatilidad para aterrizar en lagos y puertos.

Pan American Airways apostó fuerte con los Clippers de Boeing, los B314, que podían transportar a 40 pasajeros y 2,25 toneladas de carga desde Norteamérica a Europa. Inclusive eran capaces de llevar a 74 personas en los vuelos de corto radio.

Los Clippers, los aviones anfibios de Boeing, eran como hoteles voladores que podían llevar a 40 pasajeros en largos viajes a Europa, Asia, Norteamérica y Oceanía.

Solo se construyeron 12 unidades de este tipo, que llegaron a destinos tan remotos como Hawái, Hong Kong, Nueva Zelanda o África occidental.

Pero tras la Segunda Guerra se reveló que el tiempo de los grandes hidroaviones había pasado. El último Clipper voló en julio de 1946, y estos aviones anfibios sobrevivieron para llevar a grupos reducidos de pasajeros en lugares remotos.

Comentarios

comentarios